17 de marzo de 2013

"Pastoral americana", de Philip Roth

FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Traducción: Jordi Fibla
Editorial: Debolsillo

SINOPSIS:
Seymour Levov, modelo a seguir por todos los muchachos judíos de New Jersey, gran atleta y mejor hijo, sólido heredero de la fábrica de guantes que su padre levantó desde la nada, ha rebasado la mitad del siglo XX sin conflictos que puedan estropear su dorada Arcadia, una vida placentera que comparte con su mujer Dawn, ex Miss New Jersey, y con su hija Meredith. Y es en este preciso momento,con su vida convertida en un eterno día de Acción de Gracias en el que todo el mundo come lo mismo, se comporta de la misma manera y carece de religión, cuando el Sueco Levov verá derrumabarse estrepitosamente todo lo que le rodea. "Pastoral americana" es un relato lúcido que pone en tela de juicio los valores de la sociedad norteamericana y su capacidad de permanencia durante el conflicto final de los felices sesenta, con la intervención estadounidense en la guerra de Vietnam como telón de fondo. 

OPINIONES:
Ha sido el primer libro que he leído de este autor, pero desde luego, no será el último. No solo por la historia, sino por la forma de contarla, no puede ser más brillante.
Piedad Castilla Castillo

Nathan Zuckerman, un escritor sesentón, relata la vida de Seymour Levov, apodado "el Sueco", un joven con el que coincidió en la adolescencia y que encarna el "sueño americano", triunfador, honesto, trabajador, respetable y con una familia encomiable. Una vida perfecta que se transforma totalmente en el año 1968. A través de la historia de este personaje el autor nos muestra la realidad estadounidense de los años sesenta, la caída de un sueño, el cambio de una generación y un país. Una historia trágica, con un análisis sublime de los personajes, especialmente del protagonista. Aunque las primeras cien páginas se me hicieron algo pesadas, reconozco que Roth escribe muy bien, con fuerza y con un estilo propio. Muy buena novela.
Esther Rodríguez

La novela cuenta la historia (la supuesta historia a ratos) del Sueco Levov, encarnación del sueño americano. El hijo de inmigrantes judíos, que a base de trabajo consiguen prosperar en la tierra de las oportunidades, siempre está a la altura de lo que se espera de él. Es el hijo perfecto, estudioso, trabajador, apuesto, buen deportista, buen compañero, patriota, el chico al que todo el mundo adora y al que todos quieren emular. Tras su muerte, Nathan Zuckerman, un antiguo compañero de colegio, intenta reconstruir su historia, desde que dejó de verlo, a partir de lo que le cuenta el hermano del Sueco. Sabe por él que se casó y que tuvo una hija y que siguió siendo el buen hombre que siempre había sido, entregado a la fábrica de guantes de calidad que levantó su padre, a su mujer y a su hija a las que adora. En un momento determinado toda su vida sufre un giro inesperado y brutal y a partir de ese momento, Zuckerman trata de imaginar lo que pudo haber pasado en la vida del Sueco, por dónde hace aguas el sueño americano y cómo puede hacerle frente un hombre como él. Creo que aquí está la parte esencial del libro, en el desencanto de una parte de la sociedad de EEUU en los 60 por las contradicciones a las que se tiene que enfrentar. El sueño americano sólo es posible si se mira hacia otro lado mientras los jóvenes mueren en Vietnam, o mientras las confrontaciones entre clases y razas se van recrudeciendo. Lectura muy recomendable.
Susana Lopez Zabala

He leído (por fin) “Pastoral Americana”, la novela con la que Philip Roth ganó el prestigioso Premio Pulitzer en 1997, bien merecido porque es un novelón.
Con una prosa impecable, fluida, profunda e incisiva, Roth nos hace un retrato costumbrista que recrea con perfección aspectos de la vida americana, mientras que capa a capa, con magníficos diálogos, descripciones e introspecciones, va desmenuzando el interior desgarrado de su protagonista, Seymour Levov (“El Sueco”).
“El Sueco”, un muchacho atractivo y deportista de éxito, es hijo de emigrantes judíos de tercera generación, que de la nada, con trabajo y esfuerzo han levantado un productivo negocio que él dirige con entrega. Casado con una bella ex Miss, de origen irlandés y amante padre de una hija un poco especial, lleva una placentera vida que representa “el sueño americano”, hasta que los acontecimientos económicos y sociales de la segunda mitad de los años 60 (huelgas, revueltas, guerra del Vietnam…) suponen un cambio generacional y de valores que influyen en un terrible acontecimiento familiar que hará derrumbarse estrepitosamente todo lo que le rodea.
En ese momento la narración se llena de sentimientos encontrados. El amor por su hija es un tema constante; la necesidad de comprenderla y su lucha por recuperarla, lo lleva a cuestionar la validez de la familia, que durante generaciones ha sido su eje, y las dudas y la incertidumbre que corroen a este hombre torturado, que se pregunta incrédulo “¿por qué?” van descubriéndonos a un personaje conmovedor, honesto, y profundamente ético, que se debate constantemente entre sus propias convicciones, el horror de los acontecimientos y el amor incondicional.
Me ha gustado muchísimo
.
Yolanda Castilla Galdos

2 comentarios:

  1. PASTORAL AMERICANA
    Philip Roth
    He leído Pastoral Americana de Philip Roth y me ha gustado muchísimo. ¡De verdad! Creo que es una gran novela. No pude dejarla hasta que la terminé.
    Hacía muchos años que me la habían recomendado y no me había animado a leerla debido el nombre. Este año, sin embargo, por el reciente fallecimiento del autor el 22 de Mayo del 2018, se ha puesto su obra de actualidad y loa clubes de lectura la están seleccionando.
    Me la imaginaba como un sermón de obispo, una epístola, una encíclica ... a eso me sonaba lo de “pastoral”. Y cuando leía que se trataba de “el sueño americano” … menos que me daban deseos de leerla. Porque aunque a veces escuchaba esa frase de “El Sueño Americano” en los medios de comunicación, la verdad no entendía a que se refería o que significaba.
    Pero ahora después de leer esta maravillosa novela, comprendí perfectamente lo que es “El Sueño Americano”. Y que “pastoral” se refiere a la vida bucólica y rural, campestre, de las zonas suburbanas; nada que ver con pastoreo de almas.
    Y es que la novela combina perfectamente la historia del siglo XX en los Estados Unidos, con la de la vida del protagonista, en una forma tan natural y honesta, que pareciera una autobiografía.
    Me encanta el estilo crudo y directo de la narración, superabundante en detalles, donde los acontecimientos se van desarrollando paso a paso alternados con miradas retrospectivas para proporcionar aún más pormenores.
    Y esa sutil ironia judía que le da un gran valor agregado a la amenidad de la lectura …
    Los personajes son muy redondeados … uno se imagina que son personas reales, se familiariza con ellos, les coge cariño … los visualiza.
    Es tanto el realismo de la narración que uno se convence de que está leyendo una historia verdadera y que los personajes son reales . A esto contribuye la profusión de datos de los escenarios, tanto citadinos como rurales, y la cantidad de referencias alusivas a lugares y personajes secundarios.
    Básicamente, la novela es sobre la vida de un hombre bueno apodado “El Sueco" que es golpeado por la vida … golpes que son provocados por acciones de sus seres mas queridos …
    A pesar de los golpes él se levanta y lucha con valentía hasta el final.
    Y a uno lo deja pensando que hubiera pasado si … tal cosa ... elucubrando que curso hubiera tomado la historia si él hubiera tomado otras decisiones y ocurrido distintas circunstancias ...
    Considero a Philip Roth un autor excelente y a Pastoral Americana una gran novela que hace apología de los valores filiales, familiares y patrióticos … sin dejar de provocar ciertas interrrogantes y sembrar algunas inquietudes.
    Lucila Argüello


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por dejar tu opinión Lucila. Una aportación muy interesante.
      #AbrazoLector

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...