25 de junio de 2013

"La librería encantada", de Christopher Morley

la librería encantada Christopher Morley
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Traducción: Juan Sebastián Cárdenas
Editorial: Periférica

SINOPSIS:
Los entrañables Roger y Helen Mifflin han dejado de recorrer los campos y pueblos con su librería ambulante y se han instalado en pleno Brooklyn, como siempre soñara Roger. Ambos regentan La Librería Encantada, un «parnaso en casa» al que acuden, de un lado u otro de Nueva York, todo tipo de personajes singulares, incluidos jóvenes publicistas, farmacéuticos alemanes y guapísimas herederas; por no hablar de sus amigos libreros, que se reúnen allí cada poco para disfrutar la tarta de chocolate de Helen y los discursos incendiarios, y a la vez llenos de sensatez, del pequeño gran Roger. 
Parece que todo está en calma en esa librería encantadora (nunca mejor dicho) y en la placentera vida de estos personajes insólitos... pero no es así: nos encontramos justo al final de la Primera Guerra Mundial, en medio de una época convulsa, llena de avances técnicos, emociones contradictorias y mucho suspense. Porque, aunque hace tiempo que acabaron sus aventuras rurales, nuestros personajes seguirán protagonizando situaciones tan divertidas como rocambolescas en la gran ciudad, una ciudad magistralmente dibujada, con ese toque de humor refinado que ya cautivó a los lectores de "La librería ambulante".

OPINIONES:
Todo comenzó hace un par de meses más o menos, cuando leí una breve historia titulada “La librería ambulante”. Fue una lectura muy placentera, entretenida, de las que te mantienen la sonrisa y las ganas de ir pasando página tras página hasta llegar a sentirte casi triste al ver cerca el final. Y precisamente ese fue el único pero que le puse: demasiado corta (para mí es un relato, más que una novela) teniendo en cuenta el cariño que se le coge a los protagonistas y todo lo que podría dar de sí una historia donde los libros llevan la voz cantante.
Por eso comencé ilusionado la lectura de su segunda parte, esta “Librería encantada”, ya antes de abrir el libro pues a la vista se presentaba una historia el doble de larga que la precuela. Y la ilusión ha permanecido, incluso ha ido creciendo, hasta el final.
Christopher Morley no presenta a los personajes, pues se sobreentienden conocidos por el lector. No obstante opino que se puede leer esta segunda parte sin haber leído la primera, pues uno se hace a la idea de cómo son sus protagonistas, sobre todo el señor Mifflin, con los primeros diálogos y apenas hay referencias al pasado. Además el personaje de su esposa en esta historia tiene una participación casi anecdótica, aunque tan simpática como en la primera entrega.
Y una vez uno ha entrado en la historia de esta librería que ya no es ambulante, sino fija en pleno Brooklyn, se cumplen todas las expectativas que quedaron frustradas por el temprano final de la primera parte: nuevos y pintorescos personajes, un misterio por resolver (relacionado con libros, por supuesto), romance, acción e interesantes reflexiones, supongo que del autor aunque en boca del señor Mifflin, sobre diversos temas como las grandes obras de la literatura universal, la publicidad, la guerra y la casuística de los distintos tipos de personas.
Una obra que debo recomendar (a ser posible previa lectura de su primera parte, “La librería ambulante”) a todos los amantes de las historias de y sobre libros, que para mí son un género en sí mismas. 
Creo que debo destacar, además, que en la presente obra Christopher Morley nos deja, en boca de su protagonista, gran cantidad de citas sobre la lectura, la guerra y, en general, el ser humano, que poco o nada tienen que envidiar a las, en mi opinión, demasiado machacadas en nuestros días de Oscar Wilde y Paulo Coelho.
“No hay nadie más agradecido que alguien a quien has recomendado el libro que su alma necesitaba sin saberlo”.
“Creo que cualquier hombre que no dedique todos sus esfuerzos a tratar de impedir la guerra, en el futuro puede considerarse un traidor a la humanidad”.
Luis Sánchez Martin

Nos situamos en Brooklyn tras la Primera Guerra Mundial. Roger y Helen Mifflin regentan “La Librería Encantada”, una acogedora librería de segunda mano donde los libros y sus autores son el centro de la vida de Roger. El autor aprovecha para dejarnos citas y reflexiones interesantes, algunas excelentes, sobre la literatura, la guerra… a través del entrañable librero. Otros personajes también aparecen en escena, como su cliente el rico señor Chapman, que consigue que Roger acepte a su hija Titania como ayudante, o Aubrey Gilbert, un joven publicista que se verá envuelto en una misteriosa trama alrededor de un libro. Lo cierto es que la novela tiene ingredientes atrayentes pero que, en mi opinión, no terminan de ligar, forman más bien un popurrí algo caótico de ideas e intenciones que no me ha convencido. Excepto la parte final, en que la intriga es el aspecto predominante, su lectura no me ha atrapado.
Esther Rodríguez

4 comentarios:

  1. Ya leí la primera parte, "La librería ambulante", que me dejó una sensación buena, la de haber pasado un rato agradable de lectura. Espero agenciarme este segundo libro.

    ResponderEliminar
  2. Yo saqué ambos de la biblioteca, pero este segundo lo compraré cuando pueda. Quiero tenerlo en la estantería, porque aparte de que la historia está muy bien y probablemente lo vuelva a leer entero de aquí a un tiempo, tiene pasajes de los que apetece releer con frecuencia.

    ResponderEliminar
  3. Muy Buen Blog !
    Los invito a visitar mi blog !
    http://geraldocapillo.blogspot.com/
    Gracias !

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...