24 de agosto de 2013

"Factotum", de Charles Bukowski

Factotum Charles Bukowski
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Traducción: Jorge Berlanga
Editorial: Compactos Anagrama

SINOPSIS:
En esta novela autobiográfica de sus años de juventud, el autor nos describe la vida de su alter ego Henry Chinaski saltando de un empleo a otro, todos sórdidos, duros, sin sentido, emborrachándose a muerte, con la obsesión de follar, intentando materializar su vida de escritor y nos ofrece una visión brutalmente divertida y melancólicamente horrorizada de la ética del trabajo, de cómo doblega el «alma» de los hombres. Se ha dicho que Bukowski con su prosa lacónica, escueta y contundente como un uppercut es el novelista atroz de la gran selva urbana, de los desheredados, las prostitutas, los borrachos, los desechos humanos del Sueño Americano a nivel del arroyo, y se le ha comparado con Henry Miller, Céline y Hemingway.

OPINIONES:
Vuelve Henry Chinaski, singular y, a su manera, carismático individuo cuya infancia y primeros años de universidad nos fueron narrados en “La senda del perdedor”.
El personaje ha evolucionado dejando atrás miedos y complejos y acentuando, aún más si cabe, su desencanto, su imperturbabilidad y, por descontado, su total ausencia de formas y modales. En cuanto a la dignidad y el amor propio cuesta discernir si carece totalmente o tiene en demasía, siendo habituales los pasajes donde se muestra a sí mismo como la última basura a nivel físico y moral que pisa la tierra para, inmediatamente, autoproclamarse voz de los desamparados.
La novela es un continuo deambular por empleos de poca monta que apenas le duran unas semanas cuando no es despedido o dimite el primer día. Entre trabajo y trabajo no hay más que noches, cuando no días completos, de borrachera, mañanas de arrastrada resaca y sexo. Apenas se mencionan sus aspiraciones literarias al principio de la obra. La novela viene a ser un peculiar alegato en defensa del trabajador oprimido por el despótico patrón. Peculiar porque si bien no le falta razón en muchas de sus observaciones, la visión sobre tal particular de un verdadero alérgico al trabajo no deja de ser bastante curiosa. 
Al igual que en “La senda del perdedor”, por encima de la crítica social y su crudo y desgarrador uso del lenguaje para contar las cosas tal y como son, o tal y como él las ve y siente, destaco el sentido del humor, unas veces buscado por el autor y otras impuesto por el absurdo de las situaciones, los personajes y la impasibilidad con el protagonista se enfrenta a ellas.
Luis Sánchez Martin

Obra cumbre del realismo sucio, esta novela se lee como seguramente se escribió, de un tirón. Casi como un vómito, y con la pasmada indiferencia que es casi su sello de estilo, Bukowski/Chinaski nos relata sus años desde que sale de su casa paterna y busca insertarse en el mercado laboral. ¿Dije búsqueda? Bueno, no exactamente. Los trabajos se van sucediendo casi como por inercia, ninguno dura más de una temporada. El autor busca casi fatigar detallando los numerosos y casi siempre humillantes empleos que consigue en los estratos más bajos y decadentes. en los resquicios y la marginalidad del Sueño Americano. Se esboza apenas la ambición literaria del protagonista, que no será hasta el final del libro siguiente de la saga ("Cartero") cuando logrará concretarse.
En mi experiencia personal es el segundo libro que leo de Bukowski y en desorden cronológico, pero eso no hace mella. La mueca de asco y el escalofrío en ciertos pasajes son el indicio inteligible de que el autor logró su propósito
.

2 comentarios:

  1. Con Bukowski me pasa que creo que tuve mi momento en el que leí bastantes cosas suyas, pero que ahora mismo creo que no sería capaz de disfrutar o sacale el partido a ninguno de sus libros...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Yo lo he descubierto este año como novelista (los pocos relatos que había leído no me convencían mucho, la verdad) y me ha encantado. Tengo que releer los relatos, a ver si ahora me entran de otra manera.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...