27 de enero de 2015

"Kafka y la muñeca viajera", de Jordi Sierra i Fabra

Kafka y la muñeca viajera Jordi Sierra i Fabra
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa, Juvenil
Editorial: Siruela

SINOPSIS:
Un año antes de su muerte, Franz Kafka vivió una experiencia muy insólita. Paseando por el parque Steglitz, en Berlín, encontró a una niña llorando desconsolada: había perdido su muñeca. Para calmar a la pequeña, el autor de "La metamorfosis" se inventó una peculiar historia: la muñeca no se había perdido, se había ido de viaje, y él, convertido en cartero de muñecas, tenía una carta que le llevaría al día siguiente al parque. Aquella noche Franz escribió la primera de las muchas cartas que, durante tres semanas, entregó a la niña puntualmente, narrando las peripecias de la extraordinaria muñeca desde todos los rincones del mundo. Según cuenta Dora Dymant, su compañera en aquellos días, el estado febril con el que Kafka escribía esas cartas era comparable al de cualquiera de sus inmortales obras. Éste es el relato de aquella experiencia, en la que Franz Kafka fue un mago de la palabra para una niña desconocida de la que jamás volvió a saberse nada, como tampoco de aquellas cartas que constituyen uno de los misterios más hermosos de la narrativa del siglo XX.

OPINIÓN:
Se trata de una novela de corte juvenil y, por tanto, guarda una estructura y unas formas sin complejidad alguna. Es una historia basada en un hecho real sobre el célebre escritor Franz Kafka, si bien, Jordi Sierra se toma sus licencias a la hora de edulcorar y dar sentido a una vivencia que sólo se conoce a través del testimonio de la mujer que era pareja del escritor checo en aquel momento, Dora Diamant. Según lo que relató Dora, en 1923, durante unas dos semanas, Franz Kafka estuvo inmerso en la escritura de diversas cartas destinadas a una niña a la cual éste conoció cuando la menor perdió su muñeca. Al verla desolada, Kafka decidió convertir a la muñeca en viajera, y así facilitarle el proceso de la pérdida a la niña.
La obra escrita por Jordi Sierra cuenta el encuentro de Kafka con la niña y relata con inventiva las peripecias de la muñeca a través de su relación epistolar con la niña –las cartas nunca han sido encontradas-. Asimismo configura una personalidad de Kafka conmovedora, cuesta creer que sea el mismo de cuya mente surgieron textos como El proceso o La metamorfosis, de atmosfera tan deprimente y asfixiante. Con todo y, al margen de las libertades de Jordi Sierra i Fabra, el resultado es digno, siendo una lectura muy recomendable, en mi opinión.

Dolors Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...