3 de noviembre de 2015

"Diario de una dama de provincias", de E. M. Delafield

Diario de una dama de provincias E. M. Delafield
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Traducción: Patricia Antón
Editorial: Libros del Asteroide

SINOPSIS:
La dama de provincias vive en una preciosa casa de campo, tiene dos hijos encantadores y un marido que, cuando está con ella, acostumbra a dormitar tras las páginas del Times. Lleva un diario que le sirve para poner un poco de distancia con las cosas que le suceden; en él escribe sobre sus esfuerzos para equilibrar la economía familiar y lidiar con su temperamental cocinera y la sensible institutriz francesa de sus hijos; así como sobre su lucha constante por mantener a raya a su engreída vecina, Lady B., y sus denodados esfuerzos por estar siempre a la altura de las circunstancias.
Con el relato cotidiano de las desventuras de su protagonista, de sus agobios y preocupaciones, de sus pequeños triunfos, E. M. Delafield ha creado un vivísimo e inolvidable personaje con el que se identificará cualquier lector que se haya sentido alguna vez sobrepasado por los quehaceres del día a día.
Publicado por primera vez de forma seriada en una revista de los años treinta y recogido después en forma de libro, Diario de una dama de provincias es un hilarante retrato de la clase alta británica y una de las más divertidas novelas de la literatura inglesa del XX.

OPINIÓN:
Escogí este libro pensando en obtener una lectura entretenida y ligera, las expectativas se han cumplido ampliamente. Además ha resultado ser bastante divertida.
El texto está escrito a modo de diario y recoge las impresiones de una ama de casa, mujer casada y madre de dos menores, durante aproximadamente un año, entre finales de 1929 y 1930.
Originalmente este texto se escribió en los años 30 y fue publicado por entregas. No creo que sea casual, pues en aquella época son importantes los movimientos feministas que más tarde culminarían personalidades como la de Betty Friedan.
La narradora va relatando de forma mordaz e incisiva los quehaceres que se le presentan relacionados con el servicio doméstico y la comunidad. Como mujer del hogar, sin oficio reconocido, es ella la que se encarga de administrar la economía familiar, de mediar con el servicio y, en definitiva de velar en pro de la comodidad de los habitantes de la casa.
Tampoco falta la preocupación por la educación y modales de su hijo e hija, ni las actividades ligadas a la comunidad, aunque en ocasiones se vea superada por la actitud de ciertas vecinas y los imprevistos.
Me ha hecho mucha gracia, sobre todo, la frescura con la que expresa sus pensamientos y eso a pesar de que algunos de ellos pueden considerarse típicos comentarios que una mujer podría hacer sobre un hombre, incluso en la actualidad (se podrían usar hoy para los monólogos del club de la comedia). Con frecuencia le asaltan cuestiones que ponen en duda su propia conciencia y moralidad. Es muy exigente con ella misma, pero divertida. A todo esto, no hay que dejar de mencionar a la niñera francesa, dramática hasta el extremo, y la cocinera de trato difícil o la odiosa vecina lady Boxes.
Una lectura para pasar muy buen rato, por lo que la recomiendo
.
Dolors Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...