3 de abril de 2018

"Como agua para chocolate", de Laura Esquivel

Como agua para chocolate Laura Esquivel
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Editorial: Debolsillo

SINOPSIS:
«Y así como un poeta juega con las palabras, así ella jugaba a su antojo con los ingredientes y con las cantidades, obteniendo resultados fenomenales.»
No siempre tenemos a mano los ingredientes de la felicidad. Tita lo había aprendido desde pequeña, cuando crecía en la cocina con Nacha y se le negaba toda posibilidad de vida propia desde su nacimiento. Pero lo que también aprendió Tita es que los ingredientes no son lo más importante para cocinar un buen plato, sino todo el amor con que seas capaz de hacerlo.
Pero Tita se dio cuenta de que sus platos no solo tenían el poder de deslumbrar por sus sabores y texturas. Su tristeza, su alegría, su deseo o su dolor a la hora de prepararlos se contagiaban irremediablemente a todo aquel que los probaba.
A través de esta alegoría que vincula con maestría los sentimientos y los elementos culinarios, Laura Esquivel conquistó el parnaso de la literatura, construyendo un relato que se asienta en la tradición del realismo mágico, se recrea en la cultura mexicana y que traspasa todo lo anterior para convertirse en una novela universal, una parte del imaginario colectivo, un clásico. 

OPINIONES:
Fue la lectura de marzo de 2018 en el Club de Lectura.

Como lo indiqué cuando hice la presentación de mi propuesta, si tuviera que definir esta novela, diría que es extremadamente sensual.
A pesar de ser un libro, logra estremecer nuestros cinco sentidos.
Es una historia triste y uno pasa riéndose.
Es una novela muy mexicana y muy internacional. Cada pueblo tiene leyendas parecidas.
Es ligera y profunda.
Es sencilla en su lectura y lleva su tiempo digerirla.
Es femenina y fuerte.
Es un himno al amor y a su más sencilla expresión: compartir mediante la comida.
Los protagonistas son muy originales, sus caracteres son a la vez tan exagerados y tan bien planteados que la autora logra llevarnos a unos sentimientos extremos hacia cada uno.
Una inmensa ternura para nuestra adorable Tita, que pese a su carácter independiente y único, sufre las consecuencias de unas tradiciones generalizadas o no, muy inherentes a unas familias pudientes de la época, y vivirá toda su vida las consecuencias de las decisiones de los demás. Y aun así, uno siente que ha logrado conocer la felicidad, gracias esencialmente a Nacha, y su inmenso cariño, la que la alimentó, la crió, le enseñó todo lo que sabía, le regaló el “cinito” de su sueldo. Gracias a Gertrudis, envuelta en olor a rosa, que le enseña el valor y el respeto hacia sí mismo y sus deseos. John, el hombre más desinteresado, gentil y amoroso de la Tierra. Chencha, autentica y a la vez mentirosa por necesidad, quien vuelve a Tita a la vida con su caldo de colita de res. Rosaura, víctima de las circunstancias y del mal ejemplo de su madre. Roberto, el bebé sacrificado por su abuela en el templo del egoísmo y la maldad. Esperanza, la pequeña que logra hacer renacer el amor más puro en Tita. Pedro, cuyo amor destructivo llevará a un final trágico.
Y por fin, Mamá Elena, cuya dureza es casi incomprensible, y en ningún caso justificable, ya que su amor imposible no disculpa su comportamiento futuro hacia Tita, ni pasado con Nacha, todo lo contrario. Uno de los personajes más despreciados de la literatura, sin lugar a duda.
Me le regaló una persona muy importante, me encantó y lo quise compartir con todos ustedes, como si fuese un suculento plato de Tita, con el cual se comparte entre amigos y nos deja satisfechos y con una sonrisa en los labios para el resto del día. Por lo diversos comentarios, creo que quedaron saciados…
Un libro para devorar, de principio a fin…
Caroline Sakaël

Este es un libro que da placer leerlo. Es una novela pero también un poema.
Una leyenda que tiene tanta sensualidad a flor de página, tanto sabor pasional, tantos olores evocadores... y sin embargo, contiene argumento... una historia de amor, una parábola de intrigas y traiciones... al mismo tiempo que es una exótica muestra de realismo mágico con mucha magia y bastante realismo.
Tradiciones familiares que implican el sacrificio cruel e injusto de la juventud de una hija... en carne viva resaltan la opresión de mujeres por otras mujeres y el despectivo machismo del protagonista anti-héroe varón, el odioso Pedro; una sociedad patriarcal y primitiva y una familia con una matriarca inmisericorde, que también fue víctima y ahora es victimaria, presa de sus traumas hasta mas allá de la muerte.
Toda la historia salpimentada con el colorido costumbrismo del escenario y el sabroso lenguaje coloquial, que agregan encanto a la trama, sin olvidar los matices históricos que decoran la acción.
No faltan escenas de un cálido y tierno erotismo, estallidos de amor explosivo y sensual.
Toda la historia está condimentada con una cantidad de sabores culinarios exquisitos, delicados... amorosos platillos de una inesperada sofisticación y complicada laboriosidad que incluyen las recetas detalladas paso por paso.
Muy original la presentación de la obra, dividida en capítulos que son a la vez meses y recetas. Aunque corta, la novela resulta muy bien escrita; narrada en tercera persona y construida con estilo: tiene sus elementos de introducción, desarrollo del argumento con varios sucesos importantes, todos muy inesperados, añadiendo el factor sorpresa al interés del lector. Las ricas descripciones estimulan la imaginación y los personajes están excelentemente redondeados.
El sorpresivo final es una hábil maniobra de la escritora que usa una vez más el giro en redondo varias veces, sazonado con una nueva dosis de realismo mágico y fantasía.
En fin, una delicatessen literaria, un bocado exquisito.
¡Sabrosa, sentida y original!
Lucila Argüello

"Como agua para chocolate" es uno de mis libros favoritos. Laura Esquivel nos lleva por una historia de amor, un amor que tiene que ser reprimido, callado, contenido. Un amor que no pudo desafiar la autoridad y el respeto que se tenía en ese tiempo a las órdenes de los padres, a pesar de no ser justas.

La figura de mamá Elena, esa mujer tan fuerte y tan autoritaria es la que da todo el mundo a esta historia. Debido a su “tradición familiar”, Tita al ser la menor, está destinada a cuidar de ella sin poder casarse y tener familia ya que solo debe cuidar de su madre hasta que muera. Es así como el amor entre Pedro y Tita debe ser relegado y el se casa con la hermana de la mujer que ama para estar cerca de ella.
Rosaura, la mayor, se casa con un hombre que no la ama y así cumple la voluntad de su madre.
Gertrudis, la mediana, es la única que llevada por una pasión descontrolada, sale de la casa materna y mamá Elena la considera muerta a pesar de ser su consentida sin decirlo jamás. 
Entre recetas de cocina nos enteramos de la vida de los personajes, de las emociones que Tita deja en cada platillo y provocan reacciones en quien los come. Vemos cómo va creciendo una pasión tan fuerte que termina en una explosión que abrasa con todo pero que llena de felicidad a Pedro y Tita al poder estar juntos por fin, sin nada que lamentar, después de muchos años.
Gladys Fernanda Natera Sánchez

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...