28 de junio de 2016

"La tregua", de Mario Benedetti

La tregua Mario Benedetti
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Editorial: Debolsillo

SINOPSIS: 
Martín Santomé, viudo con tres hijos, en las vísperas de su jubilación comienza a registrar en un diario su vida gris y sin relieve. La vida cotidiana de la rutina en la oficina y la de un hogar desunido y crispado se verán alteradas cuando irrumpe en su rutina la joven Laura Avellaneda, su nueva empleada. Y este hombre, casi sin proponérselo, decide abrir en su vida un paréntesis luminoso. La soledad y la incomunicación, el amor y la sexualidad, la felicidad, la muerte y los problemas políticos son algunos de los temas que aparecen en La tregua, una novela que se ha traducido a decenas de idiomas y ha sido adaptada al cine, la televisión, el teatro y la radio, pero que sobre todo ha gozado de la excepcional acogida de los lectores de todo el mundo.

OPINIÓN:
Lo leímos en el Club de lectura Literatura+1 en junio de 2016.
  
Benedetti nos deja, con "La tregua" un sabor amargo, como amarga es la existencia de Santomé.
La historia sucede en Montevideo durante el año 1958. Está narrada en primera persona en formato de diario. El autor nos sumerge en la vida de un viudo de 49 años, con tres hijos mayores, que tiene una existencia solitaria y rutinaria, un trabajo mediocre (del que espera jubilarse en los siguientes meses) una forma de vincularse con sus hijos deficiente y con otras mujeres casi en un plano fisiológico unicamente. Dentro de la visión cínica que él tiene del mundo cae, por momentos, en observaciones de una sensibilidad encantadora: "¿Por qué las palmas de mis manos tienen una memoria más fiel que mi memoria?" (reflexión sobre Isabel); "Una de las cosas más agradables de la vida: ver cómo se filtra el sol entre las hojas".
En ese escenario, que tan bien construye Mario para sus lectores "El insomnio es la peste de los fines de semana" no hay espacio para nadie más hasta que irrumpe en su vida Laura Avellaneda. Cuando Santomé empieza a sentir cosas por ella se da cuenta que está vivo: "No estoy seco" como expresa él mismo, y nota que puede experimentar el amor. "Que salto, Dios mío. Creí que el corazón se me había instalado en mis sienes". Con Avellaneda desarrollan una relación de amor, simple y cálido. El protege y se siente protegido, y lo llena al protagonista de dudas y proyectos, de anhelos, celos: de vida. Hasta que la trama lo sitúa nuevamente en el principio. Un desenlace inesperado lo sumerge en una nueva viudez, incluso peor que la anterior ya que él no puede vivir abiertamente su dolor (dado lo clandestino de la relación) y le roba lo más preciado: la última oportunidad de amar y proyectarse acompañado sus últimos años. Es aquí donde el título toma sentido: "La tregua" fueron los meses de amor, serenidad y compañia que, una vez finalizados, lo sumen otra vez en una vida gris.
En varias partes de la diégesis el autor busca, a través de la visión del narrador, incomodar al lector abordando temáticas complejas como: Dios, la situación sociopolitica uruguaya por ese entonces, la homosexualidad, la infidelidad. Juega permanentemente con los contrastes: la juventud y la vejez, el trabajo y el ocio, la espontaneidad y el atropello (inherentes a los recuerdos de Isabel) y la calma y serenidad de Laura. El pasado y el presente. Las descripciones y secuencias argumentativas son exquisitas. La honestidad con que Santomé vuelca sus impresiones en un diario que por nadie más será leído. Es una trama redonda, la soledad del principio se repite al final.
Mónica Josid

1 comentario:

  1. Sin duda de las mejores obras de Benedetti. Me encanta como aborda el tema de la existencia de Dios y su opinión que tiene hacia él. "creen en Dios sólo porque ignoran que hace mucho tiempo que Dios ha dejado de creer en ellos."

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...