21 de mayo de 2019

"Muerte en un país extraño", de Donna Leon

muerte en un pais extraño donna leon
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Traducción: Ana María de la Fuente Rodríguez
Editorial: Seix Barral

SINOPSIS:
Muerte en un país extraño, segunda novela de Donna Leon protagonizada por el comisario Brunetti después de Muerte en La Fenice, arranca con la aparición de un cuerpo en un canal veneciano. El cadáver es el de un ciudadano americano, y Brunetti, resistiendo a presiones superiores debidas a razones políticas, llega a relacionar esta muerte con una trama controlada por el gobierno italiano, el ejército americano y la mafia. Muerte en un país extraño ha sido muy favorablemente acogida en el extranjero por el público y la crítica, dando forma a esta serie traducida a veintitrés idiomas que ha convertido a Donna Leon en una de las más interesantes «damas del crimen».

OPINIÓN:
Me encantan las novelas de Donna Leon no sólo porque todas sus tramas suceden en Venecia, sino porque su protagonista, el inspector Brunetti, desarrolla con eficacia y serenidad las investigaciones a las que se ve obligado por el acontecimiento luctuoso de turno.
Su actitud de funcionario aparentemente resignado ante su superior y comprensivo con los que están bajo su mando, se complementa con su bonhomía en el plano familiar. Destaca su esposa PAOLA -procedente de la nobleza veneciana ante la cual Brunetti adopta un cortés distanciamiento- avezada cocinera que nos hará degustar platos del lugar y nos dará a conocer sus obsesiones literarias propias de su actividad universitaria. Sus hijos, adolescentes, se entrecruzan en ese mundo aportando frescura y naturalidad a sus relaciones todos en el marco de un antiguo apartamento de noble raigambre al que se llega en forzada ascensión. Elegancia discreta y calma patricia.
Brunetti, en esta segunda novela de la autora, “Muerte en un país extraño”, se da de bruces con el cadáver de un hombre joven que flota en un canal y que resulta ser el de un sargento americano que representará la punta del iceberg de los intereses corruptos de políticos, ejército estadounidense y la mafia. Interesante y premonitoria novela de temas candentes hoy en día hacia los que Donna Leon, esta notable Dama del Crimen, lanza en la persona del inspector Brunetti una mirada pesimista a la resolución futura de los conflictos planteados.
Maravillosa escritura que se concreta en certeras descripciones y que hacen que el lector, al menos a mí me sucede, se deslice por su prosa con la misma suavidad que una góndola veneciana. Muy recomendable esta segunda novela cuya saga se inició hace ya años con la magnífica “Muerte en La Fenice".
Ana Ballester

19 de mayo de 2019

"Serotonina", de Michel Houellebecq

serotonina houellebecq
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Traducción: Jaime Zulaika
Editorial: Anagrama

SINOPSIS:
Florent-Claude Labrouste tiene cuarenta y seis años, detesta su nombre y se medica con Captorix, un antidepresivo que libera serotonina y que tiene tres efectos adversos: náuseas, desaparición de la libido e impotencia.
Su periplo arranca en Almería –con un encuentro en una gasolinera con dos chicas que hubiera acabado de otra manera si protagonizasen una película romántica, o una pornográfica–, sigue por las calles de París y después por Normandía, donde los agricultores están en pie de guerra. Francia se hunde, la Unión Europea se hunde, la vida sin rumbo de Florent-Claude se hunde. El amor es una entelequia. El sexo es una catástrofe. La cultura –ni siquiera Proust o Thomas Mann– no es una tabla de salvación.
Florent-Claude descubre unos escabrosos vídeos pornográficos en los que aparece su novia japonesa, deja el trabajo y se va a vivir a un hotel. Deambula por la ciudad, visita bares, restaurantes y supermercados. Filosofa y despotrica. También repasa sus relaciones amorosas, marcadas siempre por el desastre, en ocasiones cómico y en otras patético (con una danesa que trabajaba en Londres en un bufete de abogados, con una aspirante a actriz que no llegó a triunfar y acabó leyendo textos de Blanchot por la radio...). Se reencuentra con un viejo amigo aristócrata, cuya vida parecía perfecta pero ya no lo es porque su mujer le ha abandonado por un pianista inglés y se ha llevado a sus dos hijas. Y ese amigo le enseña a manejar un fusil...
Nihilista lúcido, Michel Houellebecq construye un personaje y narrador desarraigado, obsesivo y autodestructivo, que escruta su propia vida y el mundo que le rodea con un humor áspero y una virulencia desgarradora. Serotonina demuestra que sigue siendo un cronista despiadado de la decadencia de la sociedad occidental del siglo XXI, un escritor indómito, incómodo y totalmente imprescindible.

OPINIÓN:
Narrada en primera persona, el protagonista, que en plena decadencia en su edad madura es adicto a un antidepresivo, nos hace partícipes del hundimiento de su vida mientras recuerda, filosofa, despotrica, añora…
Me sorprendió el gran conocimiento de España de Houellebecq; no solo de la provincia de Almería, donde comienza la historia a finales de 2010, sino de las costumbres, las autopistas, las comidas, los paradores (hoteles con encanto que, según él fue uno de los logros de Francisco Franco, a quien considera un gigante del turismo) lo que me hace pensar que el autor fue uno de los miles de franceses de clase media, que hace años compró un apartamento en la costa española, pero que en lugar de limitarse a bajar a su playa y a comer barato en casa, viajó por España y como “bon vivant” disfrutó de la gastronomía y al igual que en Francia poco después, repasa ciudades, paisajes, lugares, hoteles exquisitos y muchos arquetipos reconocibles.
Y aunque la novela está llena de guiños a la defensa de vivir la vida plenamente y sin límites, Houellebecq, fiel a sí mismo, va haciendo el retrato de una sociedad desnortada y decadente que se hunde, en la que el protagonista, un hombre desarraigado, decepcionado y autodestructivo, que ha perdido totalmente los valores, repasa entre otras cosas, sus desastrosas relaciones amorosas en las que no falta el sexo explícito a que nos tiene acostumbrados.
En ocasiones cómica, en ocasiones patética y a veces escandalosa, la novela, demoledora, irónica y provocadoramente machista, es una crónica despiadada de la decadencia occidental, totalmente en la línea del actual “enfant terrible” de las letras francesas.
Yolanda Castilla Galdos

17 de mayo de 2019

"La juguetería mágica", de Angela Carter

la jugueteria magica angela carter
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Traducción: Carlos Peralta
Editorial: Sexto Piso

SINOPSIS:
«El verano en que cumplió quince años, Melanie descubrió que era de carne y hueso». Con este arranque empieza La juguetería mágica, una de las mejores y más célebres obras de Angela Carter: una novela iniciática sobre el despertar a los misterios del cuerpo y del alma y sobre el siempre violento descubrimiento de ese reino del caos y lo inesperado que es la vida.
Una noche, Melanie camina por el jardín con el vestido de boda de su madre y, a la mañana siguiente, todo su mundo se ha hecho añicos. Así de simple, así de inconcebible. Melanie y sus dos hermanos pequeños se verán obligados a mudarse a Londres, a casa de tío Philip, un huraño y genial fabricante de juguetes que vive con su esposa Margaret –una mujer «frágil como una flor prensada», muda desde el día de su boda– y los dos extravagantes hermanos de ésta. Tras una infancia idílica en la casa familiar, Melanie se ve ahora confinada en un entorno opresivo y delirante, lleno de artilugios y mecanismos creados por su tío, inquietante personaje acostumbrado a tratar a las personas como si fueran otros de sus títeres.
La atmósfera gótica, la prosa exquisita y los guiños traviesos e iconoclastas que han convertido a Carter en una de las autoras británicas más reconocidas del siglo XX hacen de La juguetería mágica un clásico imprescindible sobre el rito de paso de la adolescencia a la madurez, el despertar a la sexualidad y la rebeldía femenina, que generación tras generación es redescubierto por lectores en todo el mundo.

OPINIÓN:
“La juguetería mágica” fue la segunda novela publicada por la periodista y escritora inglesa Ángela Carter, en 1967. En ella nos adentramos en la existencia de Melanie, una adolescente de 15 años nacida en el seno de una familia acomodada, que a su edad se encuentra en pleno reconocimiento del cuerpo y su feminidad, en el tránsito de niña a mujer. 
La apacible vida que lleva en una mansión provista de lujos, agua caliente, ropas, enseres de todo tipo y de la asistencia de la señora Rundle, el ama de llaves, se verá truncada con la muerte accidental de sus progenitores.
Desde ese momento, Melanie y sus hermanos menores, Jonathan y Victoria, serán tutelados por su tío Philip, hermano de su madre, al que no conocen, y enviados a su casa en los suburbios de Londres.
Philip es propietario de una juguetería y vive con su mujer Margaret y los dos hermanos de ésta, Francis y Finn. 
Philip es el creador de las marionetas, muñecas y diversas figuras y objetos que pueblan la juguetería pero el amor, la consideración y genialidad que muestra hacía los juguetes, esconde una realidad oscura y perversa. Es un ser mezquino y totalitario que con su presencia extiende la amargura e instala una atmosfera opresiva en la casa, es un Barba azul.
La crueldad de tío Philip encuentra su contraposición en Margaret y Melanie, que al igual que la última esposa de Barba azul, son dos personajes femeninos de carácter fuerte e independiente, que sabrán actuar y sobreponerse al mal. Y en el caso de Melanie vemos también el camino hacia la madurez y es de destacar la relación que desarrolla con las habitantes de la casa, en especial con Finn.
De la autora inglesa había leído anteriormente “La cámara sangrienta”, una recopilación de relatos conocidos, como Barba azul o Caperucita roja, versionados desde una perspectiva feminista, en la que los personajes femeninos cobran mayor protagonismo y fuerza de carácter. En “La juguetería mágica” volvemos a encontrarnos esa construcción femenina, mujeres capaces, conscientes de su potencial, de su cuerpo, frente a la adversidad.
Me gusta mucho sobre todo el estilo de la autora, es un estilo concentrado, en un texto sin florituras y al que no sobra ni una coma, y profundo, pues la escenificación y la psicología de los personajes son completas.
Ánimo y recomiendo ampliamente la lectura de la obra de Ángela Carter. Eso sí, para los que no la hayan leído aún recomiendo leer primero algunos de sus relatos cortos.
Dolors Martínez

16 de mayo de 2019

"Factbook. El libro de los hechos", de Diego Sánchez Aguilar

factbook diego sanchez aguilar
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Editorial: Candaya

SINOPSIS: 
En un país instalado en una eterna crisis económica con la que se quiere justificar todo tipo de sacrificios, la corrupción y la impunidad dominan la vida política, y la resignación y el miedo se han apoderado de la gente.
Cuando el cuerpo del Presidente de la CEOE aparece ahorcado en un toro de Osborne, Rosa se debate entre el instintivo horror por la violencia y el deseo de que ese asesinato se convierta en el detonante de la revolución. Este es el punto de partida de Factbook. El libro de los hechos y también uno de los muchos dilemas éticos que se suceden en la novela, invitando al lector a replantearse sus convicciones y a preguntarse qué ha hecho, qué podía haber hecho y qué está haciendo.
En este mundo distópico conviven una clínica ilegal de criogénesis en La Manga del Mar Menor, una clandestina red social (Factbook) cuyos miembros incitan a la rebelión a través de la objetividad de los hechos y los datos, grupos terroristas con nombres de banda de rock, agentes que vigilan y controlan las redes sociales en busca de conspiraciones y enemigos del sistema… A pesar de su apariencia fantástica, Factbook es, sobre todo, un lúcido análisis, nada complaciente ni nostálgico, de los últimos treinta años de la sociedad española y de toda una generación: aquella que vivió el 15M como un punto de inflexión que parecía abrir una puerta hacia algo que no se sabía bien qué era.

OPINIÓN:
Tres voces (y sólo tres, no hay diálogo ni interacciones) dan cuerpo a una compleja historia sobre nuestro presente, situando la acción en un no muy lejano y algo distópico futuro: Rosa, profesora de instituto, activista práctica y muy activa en el pasado, quien hoy apenas opina mediante «likes» en redes sociales (e incluso así tiene miedo de hacerlo debido a leyes vigentes tanto en esta ficción como en nuestra actual realidad); Gustavo, guionista y expareja de Rosa, quien espera en un hotel abandonado de La Manga del Mar Menor para someterse a una criogenización; y la tercera voz, que responde a una entrevista (cuyas preguntas no se nos muestran) sobre la investigación cibernética —algo así como un cuerpo de policía-informática— iniciada a raíz de las muertes, todas según el mismo patrón (cuerpos que aparecen ahorcados en toros de Osborne) de relevantes representantes de la política y la economía mundial.
Rosa y Gustavo encarnan el nihilismo de nuestros días y el que se espera de seguir las cosas en esta línea: viven casi por inercia (de hecho Gustavo, como se ha dicho, espera una muerte voluntaria, aunque confía en que sea temporal). Rosa ha visto cómo se han ido perdiendo paulatinamente todos los derechos de los ciudadanos y, lo peor, cómo se ha permitido, sin resistencia alguna. Por el contrario, Gustavo, como se desprende del diario que comienza a escribir a consecuencia del proceso de criogenización, nunca fue muy sensible a los demás, siendo un niño bien que pasó su juventud experimentando con drogas y alcohol hasta que logró fama y dinero con el guion de dos series facilonas que decepcionaron a Rosa.
Y será la tercera voz la que ande a vueltas con Factbook (el libro de los hechos), esa anti-red social (no hay nombres, no hay fotos, no hay vídeos) que da título a la novela, donde sólo se publican datos: qué ha consumido una persona durante el día, cuánto le ha costado, dónde lo ha comprado, cuánto gana el trabajador que le ha atendido y el dueño de la empresa…
Todos los ahorcados habían tenido su «estado de Factbook».
Diego Sánchez Aguilar ha pulsado el botón que nadie encontraba creando una distopía sobre el cimiento de leyes reales y vigentes a día de hoy, y esto creo que será lo que sitúa a esta novela en una suerte de pedestal del que nunca bajará, convirtiéndose (espero) en una futura referencia del género social. 
Parecía imposible cuando apareció ‘Nuevas teorías sobre el orgasmo femenino’, pero Diego Sánchez Aguilar lo ha vuelto a hacer, brindándonos (a mí, al menos) una de las mejores lecturas de los últimos años.

15 de mayo de 2019

"La noche de la Usina", de Eduardo Sacheri

la noche de la usina eduardo sacheri
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Editorial: Alfaguara

SINOPSIS:
En un pueblo perdido de la provincia de Buenos Aires, muchas cosas están a punto de extinguirse. Durante la crisis económica de 2001 que desembocó en el corralito bancario, un grupo de vecinos se propone reunir el dinero necesario para llevar a cabo un proyecto que podría ser una salida de la decadencia y la pobreza. Pero en medio de la incautación general de los ahorros, sufren una estafa particular que los decide a recuperar lo perdido.
En esta novela Eduardo Sacheri narra la historia de esa merecida revancha de los perdedores, consumada en una noche legendaria y secreta que quedará en el recuerdo.
Premio Alfaguara de novela 2016.

OPINIÓN:
LA NOCHE DE LA USINA, del escritor argentino Eduardo Sachieri, ganadora del Premio Alfaguara 2016, es una novela coral que se desarrolla en un pueblito de Argentina en la época del corralito, con un elenco de personajes cotidianos con los que se empatiza inmediatamente.
Narrada en tercera persona, por un narrador omnisciente y cercano, la historia gira en torno al personaje principal, un hombre honesto, emprendedor y concienzudo, quien consigue que un grupo pintoresco de vecinos tramen un plan para vengarse de una estafa y de una injusticia cometida contra ellos, de forma que el autor, con habilidad y sin proclamas, escribe una historia muy entretenida de crítica social, amistad y amor, en la que no faltan los modismos propios del lenguaje de la zona, que la dotan de una total naturalidad.
Con momentos a veces dramáticos, a veces cómicos, buenas dosis de tensión y con diálogos y personajes entrañables, la novela se disfruta y se lee muy a gusto.
Me ha encantado.
Yolanda Castilla Galdos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...