8 de abril de 2015

"Si esto es un hombre", de Primo Levi

Si esto es un hombre Primo Levi
FICHA TÉCNICA:
Género: Narrativa
Traducción: Pilar Gómez Bedate
Editorial: Austral

SINOPSIS:
Si esto es un hombre, el libro que inaugura la trilogía que Primo Levi dedicó a los campos de exterminio, surgió en la imaginación de su autor durante los días de horror en Auschwitz, cuando la principal preocupación de los prisioneros era que, de sobrevivir, nadie creería la atrocidad de la historia vivida. Los campos de concentración y exterminio, más que resguardados por las alambradas y los guardias, lo estuvieron por su propia monstruosidad, que los hacía inconcebibles.

OPINIÓN: 
«Algunos de mis amigos, amigos muy queridos, no hablan nunca de Auschwitz […] Otras personas, en cambio, hablan de Auschwitz incesantemente, y yo soy una de ellas […] después empecé a escribir a máquina por la noche… escribía todas las noches lo cual era considerado algo todavía más insensato.» (Primo Levi)
En este libro, Levi da testimonio del horror que vivió en los campos de exterminio nazis, concretamente en Auschwitz. Escrito a manera de ensayo, Levi de una forma austera, lejos de dramatismos, sin atisbos de odio o venganza, narra las monstruosidades del fascismo nazi.
Es el primer libro de su triología sobre los campos de extermio nazis.

No puedo decir que la historia contada me ha gustado, no creo que a nadie le puede gustar lo que el libro contiene en su interior, pero la forma en que lo cuenta hace del libro una verdadera joya literaria, por no hablar de su gran aporte histórico.
Piedad Castilla Castillo

Nos encontramos ante el testimonio excepcional de un superviviente de Monowitz, uno de los campos de concentración de Auschwitz. El autor, internado en el Lager a principios de 1944, narra los diez meses que pasó allí. Es un relato grandioso y a la vez estremecedor, que muestra la cruda realidad sin adornos ni sentimentalismos. Tal y como el propio Levi escribe: “he usado el lenguaje mesurado y sobrio del testigo, no el lamentoso lenguaje de la víctima ni el iracundo lenguaje del vengador: pensé que mi palabra resultaría tanto más creíble cuanto más objetiva y menos apasionada fuese”. El libro contiene además un interesante Apéndice, que escribió más tarde, en 1976, en el que contesta extensamente a algunas de las preguntas que reiteradamente le hacen sus lectores. Un libro imprescindible y uno de los mejores testimonios escritos sobre el holocausto nazi.
Esther Rodríguez

Hemos visto muchas películas, documentales o no, sobre campos de concentración, fotos terribles. Los judíos tienen la suerte, porque hacen el esfuerzo, de respetar a sus mayores asesinados y a sí mismos, por lo que impiden que el Holocausto se olvide. ¿Necesitamos leer libros sobre el tema? Sí. ¿No se nos informa ya bastante, con efemérides, por ejemplo? No.
La lectura, que siempre es solitaria, mientras cine y museos lo son a veces, nos obliga a profundizar, a hacernos preguntas quizás incómodas que si estamos acompañados podemos eludir. Leer, que tantas veces nos da felicidad, en casos como el presente nos desasosiega, pero al cabo nos hace mejores, si no estamos echados a perder.
Levi narra su estancia como preso en Auswitch, 1944 y 45, en primera persona de dolor; sin aspavientos, sin exhibiciones sentimentales ni revanchistas. Es creíble, moderado, sereno. Pide que nunca más cosifiquemos al ser humano, que no miremos a otro lado si alguien lo hace.
Publicó el libro con la narración de la estancia en el campo ignominioso en 1958, en 1976 le añadió un apéndice respondiendo preguntas de los lectores. El interés no decae en ninguna parte del volumen. El único alivio al leer tanto horror es que sabemos que el autor sobrevivió para contarlo.
Leo la edición Kindle Amazon, que en los créditos remite a Ediciones Península 2014, del grupo Planeta
.
Luis Miguel Sotillo Castro

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...